jueves, 24 de abril de 2008

Respira, ya pasó

MANOLO GARCÍA: POR RESPIRAR

En muchas películas americanas hemos visto a un pastor protestante o a un fiel abrir la Biblia por una página al azar y seguir a ciegas el primer precepto que cae ante sus ojos, la primera frase que leen. "Déjalo todo y sígueme", "los últimos serán los primeros" o cosas por el estilo. Yo tengo un disco que me causa el mismo efecto y sé que a muchos les rechinan los dientes al escuchar hablar de este hombre, pero me da exactamente igual, como tantas cosas en esta vida. Hoy, que hace un día maravilloso y ya se huele la luz y el brillo del futuro a lo lejos, me ha venido a la cabeza Nunca el tiempo es perdido, de Manolo García. Oh, sí, Manolo. Mi padre espiritual, mi hermano, mi compañero de la adolescencia, mi pastor personal...

Resulta que cuando me compré este disco, en el lejano año 2001, las cosas no eran tan brillantes ni tan bonitas y yo arrastraba una tristeza pegajosa, que no me dejaba caminar. Tenía motivos, la verdad. Y héte aquí que al abrir el librillo de las letras, lo primero que leí fue vendrán días en el que peso que hoy te abruma se hará liviano, vendrán días en que ese peso ya no será carga sino bagaje, vendrán días, han de venir... Y me quedé paralizada. Pues sí, han de venir. Vinieron, junto con otros días horribles, pero todo se convirtió en equipaje y muchas cosas se rompieron para siempre pero otras se han recompuesto y otras nuevas (las menos) han nacido.

Y hoy a lo lejos creo entrever una lucecita, pero lo mejor es que si al final resulta que se apaga, me da igual porque ya han llegado los días brillantes para mí y tengo en mi maleta remedios para todo. Así que esta mañana, llegando tarde a trabajar, me he parado a coger mi pequeña Biblia y me bailaba en la cabeza una canción: por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer, por confiar, por respirar serena y saber esperar... renacerás, será un regalo de tu propia fe. Ha sonado en mi coche y por primera vez en días he conducido serena, relajada y muy sonriente. Y ha sido un regalo. Gracias a García, al Doctor Noestamossolos o vaya usted a saber.

Hay más. Cuando descubro la canción que abre el nuevo disco que Manolo lanzará próximamente, me encuentro con un nuevo salmo pop: No estés triste. Y dice así: prueba a ser una nube, a flotar, algodón sobre praderas [...] verás que hay más que la corona de espinas bajo la que te resguardas; verás que hay más, verás que el mundo gira más. Y me ha sonado a lo mismo, a las frases recargadas de siempre, a los giros morunos habituales, pero he recordado muchas cosas. Tardes y mañanas insostenibles, aliviadas por canciones; he recordado que una vez le presté a alguien una canción de él y funcionó; he recordado a mi padre con la piel de gallina al escuchar por primera vez Querida Milagros; he recordado que en un concierto escuché a un chaval decirle al ídolo sobre el escenario "Manolo, no te mueras nunca"; he recordado que hay un cielo ahí afuera con sus planetas visibles colgando. Y he recordado que tengo una cita a la que me había planteado no ir, pero se lo debo.

Jueves, 19 de junio, plaza de toros. Verás que hay más. ;)


Manolo García: No estés triste (Saldremos a la lluvia, 2008)



Manolo García: Por respirar (Nunca el tiempo es perdido, 2001)



Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer. Por confiar, por respirar serena y saber esperar. Renacerás. Será un regalo de tu propia fe. Tu propia cuna la que has de mecer cantando en la alborada. Renacerás, si no te empeñas en querer sufrir. Precioso tiempo tu vida ha de ser, preciosa perla rara. Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer. Por confiar, por respirar serena y saber esperar. Hay un cielo ahí afuera con sus planetas visibles colgando. Hay un mundo visible como un decorado de feria. Y una montaña de vidas que con respirar ya se conformaría. Y el toro negro de Osborne recortado sobre el horizonte es una sombra negra. Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer. Por respirar, por respirar serena y saber esperar. Como se cruzan las carreteras para después volver a separarse, se cruzaron tu vida y la mía; dardos hacia la diana de nuestra lotería. ¿Por qué se cruzan las vidas que se tocan y luego vuelven a separarse? Un filón de suertes que se mezclan. Alquimia en el laboratorio Kosmos del doctor Noestamossolos. Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer. Por confiar, por respirar serena y saber esperar. Renacerás. si no te empeñas en querer sufrir. Precioso tiempo tu vida ha de ser, preciosa perla rara. Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer. Por confiar, por respirar serena y saber esperar.

1 comentario:

Maribeni dijo...

Bloguera, no dejes de escribir nunca! es que pones la piel de gallina, qué buena eres!

No soy yo muy fan de Manolo pero como sí lo soy tuya, pues aprovecho para escribir y decir que sí, que muchas veces en la vida hay que agarrarse a algo y escuchar un mensaje esperanzador puede ser la salvación. Manolo lanza este tipo de mensajes y hay que cogerlos al vuelo, vengan de donde vengan. Si sólo te arrancan una sonrisa, como a tí ayer conduciendo, ya es mucho!

Disfruta del concierto! muas!