miércoles, 2 de mayo de 2007

Canciones de domingo (2)

Nacha Pop - Cada uno su razón
Reflejos del ayer




La entrada tiene trampa. Hoy no es domingo, ni siquiera lunes, pero quiero hablar de una canción melancólica por lo que connota y lo que denota, más que apropiada para engañarnos y no pensar que estamos a mitad de semana. Coincide que estos días he estado viendo un dvd que me regalaron hace años de Nacha Pop, al que todavía no le había hincado el diente (mi disciplina para ver dvds musicales todavía es muy perezosa). Coincide, también, con que el título del blog, por el que alguien me ha preguntado, es una de las canciones más bellas de Nacha Pop.

Viendo el dvd me he reafirmado en algo que venía intuyendo hace tiempo. Nunca he sido del Antonio Vega “puro y duro”, o sea, sé reconocer el preciosismo de “El sitio de mi recreo” pero se me queda un poco etéreo, habla de un paraíso personal que no consigo alcanzar. Por eso me gustaba Nacha Pop, aún pareciéndome un grupo irregular (grandes canciones alternadas con grandes bodrios), me encanta la combinación de los dos primos: el sensible Antonio y el divertido Nacho, el místico y el gamberro. Algunos dirán que el brillante y el mediocre, desde luego los discos en solitario de Nacho García-Vega son flojísimos, pero a mí me parece que en el grupo él era un elemento necesario. De hecho, ningún disco de Antonio Vega es tampoco redondo, a pesar de contener temas maravillosos.

“Cada uno su razón” refleja un poco esa dualidad, esta vez en una pareja pero aplicable a muchos ámbitos de las relaciones personales, la atracción de los dos polos, dos personas diferentes que en realidad constituyen la cara y la cruz de un mismo ser. Hace tiempo mi AMIGA MARGA me dijo que esta canción era la banda sonora de un romance ya terminado y eso me hizo pensar de nuevo en las muchas interpretaciones de una canción que consideramos sólo nuestra. O, como diría Antonio Vega, los muchos destellos del mismo cristal. La misma bipolaridad que se plasma en el disco al que pertenece la canción, “Dibujos animados”, en el que conviven trallazos como “Grité una noche” o “Relojes en la oscuridad” con encajes de bolillos como éste o “Lo que tú yo sabemos”.

En otra ocasión discutí sobre si el mejor grupo de los 80 españoles eran Radio Futura o Nacha Pop, pero eso ya no es una discusión de domingo ni de lunes. De momento, me quedo con el olor a ciudad gris (alguien lo comenta en el dvd y es justo lo que siempre me ha transmitido este grupo) de Nacha Pop, la sensación de que siempre llueve débilmente en la vida y la ingenuidad de unos tiempos que siempre parecen más en tecnicolor a pesar de la llovizna (no te asustes del futuro, ese monstruo no vendrá, cantaba Nacho García-Vega).

Pego el vídeo de “Relojes en la oscuridad”, una auténtica muestra de la estética ochentera que marcaron los Nacha.


PD: en la discusión ganan los hermanos Auserón, lo sé, por prolíficos y brillantes, pero yo siempre he estado del lado de los perdedores…





Cada uno su razón (1985)

Cuál fue su reacción
cuando su mirada encontró
y le hipnotizó congelando su expresión.

Ella es como un imán que le quita todo el metal,
tal es su ambición que no da ni un paso atrás

Él es la ingenuidad y ella el saber estar.
Él sueña con hallar la interacción genial
poderla repeler a distancia un poco prudencial.

Tal vez sea mejor no entenderse entre los dos
para conservar cada uno su razón.

Se encuentran al azar
hiperrealismo sensual e imaginación,
se enfrentan sin hablar.

Dificil elección o filosofia o amor
o lo funcional o a la escuela emocional.

Le gustaria hablar de algo que no es real
antes de escuchar lo que conoce ya

Él es la ingenuidad y ella el saber estar
Él sueña con hallar la interacción genial
poderla repeler a distancia un poco prudencial.

1 comentario:

maría dijo...

Pues hablando de nacha pop... vuelven a los escenarios, y pasarán por valencia.
Si antes hablas de ellos...