lunes, 1 de junio de 2009

Pronto ha de llegar el calor

GERMÁN COPPINI: MUJER

Dice Jesús Ordovás que Alone again or es una de las mejores canciones de la historia y el disco de Love en el que se incluye, el mítico Forever changes, grabado en 1967, uno de los 10 mejores también de la historia. Dejando al margen los gustos de cada cual y la utilidad de estas listas que no se basan en nada, Alone again or es una canción increíble, maravillosa, que crece cada vez que alguien la canta.

Alone again or sonó allá por el 89 o 90 en una campaña de El Corte Inglés y quedé tan fascinada por ella que pedí a mi padre que la buscara, entre sus alumnos (era una práctica habitual entre nosotros, otro día les contaré la de cositas grabadas en cassette que me llegaron por esta vía, ¿imagino que a cambio de algún puntito en el examen...?). Y un día vino con una cinta grabada, viejísima, con la canción en cuestión cantada por The Damned y me hizo muy feliz porque yo no sabía que Love existía y de hecho, hoy en día no sabría decir si era esta versión o la original la que ambientaba el anuncio de ECI.

Por la misma época Germán Coppini, ex Golpes Bajos, publicaba su disco en solitario Flechas negras y, oh sorpresa, el primer single era otra versión de Alone again or, en español y titulada simplemente Mujer. Probablemente ésta no sea la mejor recreación de la canción pero a mí me emocionó en su momento y sigue haciéndolo, supongo que por el placer de cantar en español una letra que, por otra parte, tampoco es muy complicada en inglés. Y por las referencias al futuro, al verano, vaya usted a saber, desde el primer momento me enganché a esta canción.

Y como por aquel entonces, además de pedir discos a los alumnos de mi padre, yo grababa esas maravillosas cintas de la radio que todos los nacidos antes del 90 hemos atesorado, decidí hacerme con el tema. Entonces Diario Pop se emitía los fines de semana por la tarde, creo que de 17 a 19, y el bueno de Ordovás tenía un contestador en el que pedías canciones y te las ponían, si había suerte. Bueno, por qué no probar, pensé yo pero como en la adolescencia todo te da vergüenza, por qué no pedir a papá que llame por ti... Dicho y hecho. Y tuvimos suerte y Jesús emitió la grabación y la canción. Y yo estaba allí para apretar el botón de "record" en el momento exacto.

Para finalizar esta estampa de juventud, les diré que yo, Capricornio con cierta tendencia a la tacañería para los gastos inútiles, tenía la manía de aprovechar las cintas hasta el último minuto (manía posteriormente trasladada al cd, pero ya no era lo mismo). Así que cuando los chicazos de mi colegio me dejaron mi primer disco de los Enemigos y vi que me sobraban 10 mns en la cara A de una cinta de 90, junto a otra petición contestada (le cogimos afición y pedimos el Si tú, si yo de Kiko Veneno) allí ubiqué Mujer, de Germán Coppini, presentada por la voz de mi padre. Con un fuerte acento que delataba los orígenes geográficos de los Dumont.

Y hoy en día, Internet ha sustituido a los alumnos y suelo buscarme la vida por la red en cuanto a discos o rarezas. Así que cuando descubrí un blog entero de grupos españoles mayoritariamente de los 80, no sé por qué busqué a Germán Coppini, que por cierto no ha vuelto a engancharme con ninguna canción, y me hice con el Flechas negras. Pero sólo por tener esta versión de Love.

De todas maneras, sigo prefiriendo mi cara A de cassette con la voz de mi padre, ligeramente metalizada por el contestador automático.

Feliz lunes.

Germán Coppini: Mujer (Flechas negras, 1989)



The Damned: Alone again or (1987)

No hay comentarios: